Earhart: Relojes inspirados en la aventurera

Amelia Earhart fue una adelantada a su tiempo. Pionera en la aviación al ser la primera mujer que cruzó el océano Atlántico en solitario. En un mundo de hombres irrumpió como un relámpago y dejó una estela envuelta en misterio debido a su desaparición mientras intentaba dar la vuelta al mundo en paralelo al ecuador. Su fama rivalizó con las estrellas de Hollywood de la época y su desaparición la conviritió en una leyenda.

“Por desgracia crecí en una época en la que se esperaba que las niñas se comportasen como niñas”, se quejaba amargamente en su libro de memorias. La estadounidense animó a las mujeres a acercarse al mundo de los aviones. De hecho, ella fuela mujer número 16 en obtener la licencia internacional de piloto.Para entonces ya tenía un récord a su nombre, el de altura para mujeres piloto con 4.300 m, obtenido con el avión de segunda mano que se había comprado con la herencia de su abuela: un biplanoamarillo bautizado como ‘The Canary’ (el canario).

En 1928 cruzó el Atlántico en una expedición junto a otros dos pilotos, en 1932 lo hizo en solitario, también fue la primera persona en hacerlo dos veces, tuvo el récord de distancia más larga volada por una mujer sin parar y el de cruzar el Atlántico en menor tiempo.
Amelia consiguió casi todos sus sueños y desaparició persiguiendo el último. A su marido, el publicista George Putnam le escribió: «Por favor debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros». #FlyEarhart

¡Vuela alto!