Einstein: Relojes para mentes brillantes

La mente científica más importante del siglo XX construyó una teoría científica desde lo más pequeño, los átomos, a lo más grande, el universo. Nacido alemán, nacionalizado después suizo y finalmente estadounidense, Albert Einstein dejó para la posteridad grandes teorías, frases imborrables y la que seguramente es la ecuación más popular de la historia de la ciencia: E=mc2, la equivalencia entre masa y energía con la velocidad de la luz al cuadrado como factor de multiplicación.

Muy a su pesar, esta fórmula despejó el camino para la obtención de la bomba atómica. Él, pacifista convencido, siempre consideró que haber instado al presidente Roosevelt a financiar la investigación nuclear fue uno de los errores de su vida, aún sabiendo que era necesario ganar la carrera a Alemania.

Con la física como punto de partida, sus descubrimientos han dejado huella en campos muy diversos, y sus predicciones siguen confirmándose aún hoy en día. La última, las ondas gravitacionales. Se convirtió en un icono pop en un mundo necesitado de héroes sin pistola y con una apuesta firme por la colaboración entre países para avanzar en la lucha por comprender el mundo.

El científico que hasta hoy más ha influido en el concepto de espacio-tiempo merece todo nuestro tiempo. Un reloj Mâttheo. #SpaceTime

 E=MC²